María Aurora Torres se movió a National City, cuidad de San Diego, de México siendo una novia adolescente en 1960. Ha dedicado su vida a su creciente familia y a otros. A sus cuarenta, ella fué diagnosticada como diabética, y más tarde desarrolló un alto potencial para una falla en el hígado. Ella aprendió que la manera en que cocinaba sus platillos tradicionales la estaba matando y a su familia también.

“Quiero que la gente aprenda, que no tienen que ser diabéticos. Quiero comenzar conmigo y mi familia”

María se graduó del programa como una Kitchenista y comenzó su jornada de cambio. Juntas las Kitchenistas están creando nuevas tradiciones al cambiar sus hábitos alimenticios. 

Hay mucho que sobrellevar en una comunidad con “Comida rápida en cada esquina”. National City tiene uno de los índices más altos de obesidad y diabetes en el condado de San Diego y el estado de California. El alcalde de la cuidad, Ron Morrison, pregunta ¿Cómo trabajamos juntos entre tanta complejidad y hacer que suceda ésto en nuestra comunidad?”

Las historias de las Kitchenistas reflejan los muchos retos que la comunidad encara y dan inspiración a otros para hacer eleciones saludables para sus familias a travez del empoderamiento y a su vez construir comunidades fuertes. 

Daisy- de 8 años de edad, asistió al programa de la escuela en Olivewood Gardens and Learning Center en National City, y ella fué quien animó a su abuela María a que visitara así aprender nuevas técnicas de cocinar y comer saludable. María conoció a Patty Corona, una líder de la comunidad y voluntaria del jardín, quien la invitó a unirse al programa, Cooking for Salud!

“Comenzamos esto como un sueño...”